martes, agosto 28, 2007

Internet como servicio básico

Diversas organizaciones como Hispalinux, Internautas, AI2, ATI, AUGCYL..han propuesto a nuestros parlamentarios unas enmiendas a la Ley del Impulso de la Sociedad de la Información. En España la penetración de Internet se mantiene por debajo de la de otros países con similar desarrollo económico, por lo que es evidente que algo hay que mejorar. La cuestión a analizar es si estas propuestas son un paso adelante.

Una de las propuestas es que para dar acceso a Internet por parte de una Administración (por ejemplo un Ayuntamiento) o una organización que actúe sin ánimo de lucro, como una ONG o una asociación cultural, no tengan que pedir permiso a la CMT (Comisión Mercado de Telecomunicaciones). Estos dos casos se sumarían al ya previsto en la ley de redes gestionadas en régimen de autoprestación. Por ejemplo que los industriales de un polígono industrial o los vecinos de una urbanización no tengan trabas para montar su infraestructura de red.

Esta propuesta no quiere decir que un Ayuntamiento o una ONG pueda montar una red al margen de cualquier regulación: las regulaciones técnicas serán las mismas que las que debe cumplir una "teleco" (con el Wifi es relativamente fácil de cumplir, al usarse equipos ya homologados que transmiten a poca potencia). De lo que se habla es que se eliminen trabas burocráticas por parte de la CMT, comisión que no trata de aspectos técnicos sino como indica su nombre de "mercado".

Creo que la propuesta de Hispalinux es muy acertada y que las posibles redes Wifi de Ayuntamientos y ONGs no son una amenaza contra la libre competencia por la que deba actuar preventivamente la CMT. Algunas razones para pensar así:

  • La red Wifi que pueda ofrecer un Ayuntamiento o una ONG sin recurrir a una "teleco" no son competencia frente a una infraestructura cableada como el ADSL o la red de ONO. Empresas, profesionales y usuarios que hagan uso intensivo de Internet usarán una red de pago si está disponible. Una red Wifi gratuita de hecho beneficiará en corto plazo a las operadoras, al popularizar Internet y descubrir nuevos usuarios que demandarán más. Habrá usuarios que tengan bastante con la red Wifi gratuita, pero en su mayoría a falta de esta no contratarían un servicio más caro. Las "telecos" evolucionan a prestarias de comunicación global (Internet, llamadas móviles, pago por visión) que nunca ofertará una ONG o Ayuntamiento. Así las cosas y con la escasa oferta existente, obligar a las "telecos" a espabilar y ofrecer algo por lo que la gente esté dispuesta a pagar favorece la libre competencia.
  • Para cualquier infraestructura compleja las entidades recurrirán igualmente a empresas, sacando a concurso quién presta el servicio. Así pues, lo que se deberá vigilar es que en los concursos se garantice el acceso en igualdades de condiciones a cualquier empresa y no se cierre a una empresa pública. Sobre empresas públicas los que ya tenemos una edad podemos recordar lo "bien" que funcionaba Telefónica cuando era una empresa pública.
  • La parte del león en la economía de las telecomunicaciones está en los servicios que se presten sobre ellas. Las telecomunicaciones son las infraestructuras, como las carreteras y estructura ferroviaria y aeroportuaria en las comunicaciones "físicas". El que las infraestructuras de telecomunicaciones se crearan a la vez que las aceras, calzadas e iluminación con su misma titularidad (Ayuntamiento o en caso de urbanización privada, vecinos) sería un modelo más entre otros posibles, que admite variaciones, de igual modo que el estado crea carreteras y autovías y concede concesiones de autopistas. Por ejemplo el Ayuntamiento puede sacar a concurso la explotación de su infraestructura regulando las condiciones por la que otros proveedores de servicios pueden utilizarla pagando por ella.

2 comentarios:

estarjo dijo...

Siempre tan didáctico¡ JP y su gran maestro.

Roberto Iza dijo...

Recuerdos