lunes, mayo 02, 2011

una de futbol: Florentino es un calzonazos

Este blog no es lo que era. Su degradación es tal que voy a publicar una entrada de fútbol ;-).

No soy futbolero, de hecho no me gusta jugar al fútbol y si no tuviera un hijo al que sí le gusta no daría una patada al balón ni por casualidad.  Veo sólo unos pocos partidos de fútbol al año y si me tengo que perder la primera media hora del partido del siglo porque a esa hora toca ir a nadar, pues me la pierdo sin ningún complejo (es lo que tiene que haya varios partidos del siglo al año ;-) ). Por supuesto no leo prensa deportiva: si ya de adolescente me parecía que los periodistas deportivos no eran gente muy madura...

Con todo, siempre he sido madridista y como buen merengue he hecho mi peregrinación al Santiago Bernabeu, me ha encantado el museo y ha sido una experiencia pisar el banquillo y los vestuarios. Eso sí, en la tienda compré algunas chorraditas pero no una camiseta, que tienen un precio obsceno para pagar unos fichajes aún más obscenos. También soy anti-barça y no me ando con hipocresías; en un partido del Barcelona contra cualquier otro equipo iré con ese equipo, aunque sea un combinado marciano. Aclaro que el tema de los piques en el fútbol me parecen divertidos (de vivir en Madrid seguramente sería menos madridista porque sin rivalidad pierde aliciente; no descarto que fuera un cascarrabias anti-fútbol :-D). Pienso que es tontería tomarse tan en serio un juego, simplemente hay que tener un poco de sentido común para distinguir cuando te puedes cachondear y cuando no es el mejor momento. Por ejemplo la manita de Piqué nada más terminar el partido sólo se explica o porque el muchacho es un inmaduro (como lo del escupitajo) o porque su calidad humana no está a la altura de la futbolística, pero pasado el momento caliente, el Barça y sus aficionados pueden cachondearse todo lo que quieran como haríamos los demás en su lugar, faltaría más y si eso es calentar el partido y es malo porque pude generar violencia es que la gente se toma demasiado en serio esta tontería del futbol.

Todo esto es para hablar de la polémica del momento, Mourinho tras el partido de ida de la semifinal de Liga de Campeones y todas las movidas posteriores.

En cuanto a sistema de juego y méritos deportivos de Mourinho, no tengo mucho que decir: es menos vistoso que el del Barcelona y no digamos que el del Madrid de sus años más gloriosos, pero tampoco está de más reconocer algunas cosas:
  1. Este Barça es con diferencia el mejor de su historia (aunque esto no sea decir mucho, jeje) con jugadores muy buenos que llevan juntos desde la cantera con el mismo sistema de juego. Tratar de competir contra este equipo es muy difícil y en todo caso el sistema no es imitarlos, sino aprovechar los puntos fuertes que puedas tener y neutralizar en la medida de lo posible los suyos. Por tanto es absurdo jugar al toque contra ellos y no buscar cómo aprovechar que tus jugadores tienen más poderío físico (que corren más, son más altos) y tienen mucha calidad individual.
  2. El dominio del juego se mide en ocasiones de gol, no en posesión, de igual modo que en una etapa ciclista el ganador es el que llega el primero, no el que va más minutos primero y ataca antes en el puerto. Cuando el Barça logra crear muchas más ocasiones de gol que el Madrid, claramente está dominando. Cuando no es así,  es falso que esté jugando más al fútbol el Barcelona u ofrezca más espectáculo: si un equipo tiene la posesión del balón pero no es capaz de tirar a gol, no está jugando mejor que su rival ni resulta divertido.
  3. Lograr que los  jugadores del R.Madrid corran y presionen hasta acabar fundidos tiene un mérito de la leche :-)
  4. El Madrid, como el resto de los equipos, necesitan un poco de continuidad. Fichen a quien fichen, que sea un proyecto duradero, porque los jugadores que pide un entrenador no se les hace ficha sólo por un año.
Ahora bien, si contra el sistema de juego de Mourinho no tengo mucho en contra, sí lo tengo con su actitud y declaraciones. El Madrid siempre ha presumido de dos cosas: títulos y señorío. Lo del señorío lleva mucho tiempo flojeando, pero ahora está fatal. Y ahí, señores, la culpa es del presidente, que es quien tiene que hacer respetar la imagen del club, como hacía en su día Santiago Bernabeu. Florentino Pérez es bueno que no se meta tanto en temas deportivos como hacía en el pasado, pero en temas institucionales, en imagen del club, es su función y no puede mirar para otro lado.

Las mutuas denuncias ante la UEFA de Barça y R. Madrid son patéticas. Es el presidente del Madrid quien debería haber censurado la actitud de Mourinho, con buenas palabras, alegando que es un calentón comprensible con la tensión, pero marcando las líneas. Son los clubs también los que deberían recriminar el juego a sus jugadores (en el caso del Barça fue escandaloso, pero también lo han hecho jugadores del R.Madrid y nunca el club ha dicho nada). Y la UEFA debería actuar de oficio en estos casos, sin que los clubs hagan de chivato. Y si lo hace el Barça, pues el Madrid hace gala de eso del señorío y se calla.

¿No me estoy tomando muy en serio ahora el fútbol, al hablar de sanciones y de señorío, cuando antes hablaba de la necesidad de tomárselo como un juego y defendía que los piques son algo de lo más sano?

Pues mira, para ver como son cosas compatibles, piensa en los chavales. Lo bueno del fútbol (yo diría que lo único bueno, si quitamos lo que tiene de entretenimiento más inofensivo que otros) es que anima a los niños a hacer deporte y el valor del esfuerzo. El que los chavales se piquen pero con deportividad, cachondeo y sin enfadarse es una buena actitud ante la vida (un poquito más de energía y de humor). Pero que luego vengan unos idiotas que cobran un montón de dinero y deberían ser conscientes de su responsabilidad para con los niños y en lugar de ello nos "enseñan" a criticar sin motivo, cuestionar sistemáticamente la rectitud de quien hace de juez y del contrario, hacer faltas peligrosas que pueden evitarse, ser unos piscineros más falsos que Judas, tratar sistemáticamente de engañar al árbitro, ser unos llorones...

Y volviendo al Madrid y Mourinho, yo no pido que lo echen. Ni que le pidan cambiar su modelo de juego. Pero sí que el presidente del Madrid asuma su responsabilidad y le pare sus excesos verbales (al igual que debería hablar con jugadores si su actitud daña la imagen del club). No hace falta amenazar, sólo llegado el caso desautorizar unas declaraciones. Que quede bien claro a todo el mundo que la marca del club no es sólo su palmarés, sino el famoso señorío y que esto forma parte del contrato con el club. Si Mou  no es tonto, se controlará un poquito y seguirá, quizás jugando a niño malo y a estar al filo de la línea, pero se controlará. Si se rebota y se va, pues él se lo pierde, porque no todo el mundo sirve para el mejor club de la historia del fútbol.

1 comentario:

Jose Ángel dijo...

No pierdas el tiempo. El futbol hace ya mucho que dejo de ser un deporte para convertirse en un negocio. El problema es que no hay escrúpulos y todo vale para ganar dinero. La hipocresía del dia a dia donde las reglas son para los demas.